El Mantaro revive cuando usamos evidencias científicas en la toma de decisiones para el desarrollo integral.
El Mantaro revive cuando incluimos a la salud y al ambiente en nuestro enfoque de desarrollo.
El Mantaro revive cuando el Estado, las empresas y los ciudadanos vigilamos que nuestro ambiente este libre de contaminantes.
El Mantaro revive cuando promovemos el diálogo a favor del bien común.
El Mantaro revive cuando participamos en la toma de decisiones de los asuntos ambientales de nuestra comunidad.

lunes, 4 de junio de 2012

El PMR continúa entregando resultados de la calidad ambiental

Debate generó propuestas por parte de los participantes


El equipo técnico del proyecto El Mantaro Revive viene entregando en grupos pequeños, para generar el debate y recoger propuestas, los resultados de la calidad ambiental del aire, agua y suelo de la zona alta y media de la cuenca del río Mantaro. En esta ocasión, la presentación estuvo dirigida a representantes de la sociedad civil y miembros de los colegios profesionales.

El evento se realizó en las instalaciones de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la pobreza el viernes pasado a partir de las 4:00 pm.

Las conclusiones a las que se llegó fueron las siguientes:

1.       Los datos logrados en este estudio “son muy distintos a los que estamos acostumbrados a escuchar” y pueden ayudar a tomar mejores decisiones, por tanto, es necesario continuar con un análisis de las causas de la contaminación a través de la creación de un Instituto Especializado de Investigación que incorpore los impactos en la salud de las personas.

2.       Asimismo, las autoridades deberían prestar atención a estos estudios para la toma de decisiones acertadas e implementación de políticas públicas que beneficien a la sociedad.

3.       También, la información es importante para tomar mejores decisiones, por eso es necesario que la población en general conozca estos datos para que sea sensible a la realidad socio-ambiental y haga respetar sus derechos a través de la consolidación de organizaciones. Así, se “despierta su responsabilidad y se activa su rol de ciudadano”.

4.       La población debería exigir al Estado que haga cumplir lo ya establecido por la ley en cuanto al actuar de las empresas mineras para proteger el ambiente  y la salud de las personas.

Frente a estas conclusiones, los particpantes finalizaron con con un cuestionamiento personal sobre ¿cuánto vale la vida de una persona?, ¿cuánto vale la salud de la población?, y ¿por qué los ciudadanos permitimos la contaminación y la vulneración de nuestros de derechos?

Una frase para recordar:

¡De la información depende el destino del país!