El Mantaro revive cuando usamos evidencias científicas en la toma de decisiones para el desarrollo integral.
El Mantaro revive cuando incluimos a la salud y al ambiente en nuestro enfoque de desarrollo.
El Mantaro revive cuando el Estado, las empresas y los ciudadanos vigilamos que nuestro ambiente este libre de contaminantes.
El Mantaro revive cuando promovemos el diálogo a favor del bien común.
El Mantaro revive cuando participamos en la toma de decisiones de los asuntos ambientales de nuestra comunidad.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Junín: Aguas residuales de minera cerrada contaminan Valle del Mantaro


14 de febrero de 2012 | 07:52 p.m.
Edvan Ríos - web@epensa.com.pe

Huancayo -


Pese a que hace 26 años se cerró la mina de la desaparecida empresa "Río Pallanga", esta dejó abandonada más de 20 pasivos ambientales.
Las aguas ácidas de la mina, ubicada en el sector de Peña Blanca, se vierten en más de 15 m3 por minuto al río San Pedro, en la cuenca alta del río Mantaro, en las alturas del distrito de Santa Barbará de Carhuacayan.

En el denominado nivel 1300 se vierte agua amarillenta de dos socavones, que llega en un recorrido de casi dos kilómetros y desemboca al río San Pedro, que es utilizado en la zona para la ganadería y agricultura.

Varios kilómetros más abajo se une al río Cascahcancha formando el Carhuacayan, el cual en el sector de Puronic se une al río Mantaro que riega todo el valle.
En el último informe que el Banco Mundial emitió sobre la problemática ambiental del sector minero en el Perú, ubicó a Carhuacayan como una de las ciudades a nivel nacional con mayores pasivos ambientales mineros.

 (Con información de Mario Huarcaya)

Fuente: Diario Correo de Huancayo